Si quieres los trucos para visitar Roma en autocaravana sin hacer muchas colas y gastando poco dinero éste es tu artículo.

La Ciudad Eterna tiene tantas cosas que ver que necesitarías una vida para verlo todo pero te vamos a contar qué visitar y cómo para llevarte una idea general de cómo es y cómo fue la vida en esta ciudad.

 

Viajar a Roma en autocaravana

Roma. El Tíber

Consejos previos para visitar Roma en autocaravana

Lo primero que tienes que saber, si vienes a Roma en autocaravana, es que la mejor manera de conocer la ciudad es caminando…y mucho!! Nosotros hicimos más de 20.000 pasos cada día!! Así que lleva zapato cómodo.

Los menores de 18 años no pagan entrada en los monumentos. Y, entre 18 y 25 años, suelen tener entrada reducida.

El acceso a todas las iglesias es gratuito, incluida la Basílica de San Pedro.

Si queréis ver el Coliseo por dentro debéis comprar las entradas online en la página oficial del parque arqueológico con un mes de antelación!! La entrada cuesta 16€ más 2€ de gestión y te incluye el Coliseo, el Palatino y el Foro Romano. Atención! Hay varios lugares de acceso a la zona arqueológica, el más cercano al Arco de Tito, al estar muy cerca del Coliseo tiene unas colas tremendas…comprueba las otras!

Boca de la Veritá

Boca de la Verita

 

Es fundamental que lleves botellas rellenables de agua. En Roma hay fuentes en casi cada esquina y el agua está muy rica. El día que vayas al Vaticano no lleves una botella metálica porque en el control de seguridad no te la dejarán pasar.

Los italianos, y en especial los romanos, conducen de una forma muy agresiva, vete preparado para “la lucha” en los pasos de cebra. En serio, si no saltas a la carretera no te dejarán pasar…jeje.

Si vienes a Roma en autocaravana lo mejor será moverte en autobús, metro o tranvía. Los tickets para el transporte público se venden en los “Tabachi”, los kioskos y en el metro, cuestan 1,5€ y te dura 100min. El conductor de autobús no tiene posibilidad de vendértelos ni casi puedes hablar con él porque está detrás de una mampara. En general van muy llenos.

Calles de Roma

Calles de Roma

En los restaurantes las bebidas suelen ser bastante caras pero suelen tener vino de la casa, tinto o blanco, a buen precio y de calidad bastante aceptable. Se puede pedir 1/4l, 1/2l ó 1l. En la mayoría te ponen jarra de agua o tienen su propia agua mineral con/sin gas.

Si los mosquitos se ceban contigo, ponte repelente por la mañana. En Italia el mosquito tigre se ha adueñado de las calles, parques y jardines de abril a noviembre.

Dónde aparcar / pernoctar

En Roma tenéis muchas opciones para quedaros en autocaravana. Nosotros, en las grandes ciudades, siempre nos quedamos en áreas o campings privados que nos dan seguridad. Así que, si vienes a Roma en autocaravana te interesa saber que, en la zona norte hay campings que admiten ACSI y hay varias áreas de autocaravanas con mejores o peores servicios y con precios variables.

Área de autocaravanas, parking mixto: 41.8437, 12.4586. Esta fue nuestra elección, no tiene baños ni duchas pero para nosotros no son imprescindibles, tiene todos los servicios incluida la electricidad por 20€. Hay una persona a cargo las 24h. A 50m hay un supermercado (Penny) con buenos productos y bien de precio y también la parada del bus 781 que te deja en la Plaza Venezia en 40 minutos (si no hay mucho tráfico). Por la noche es bastante tranquilo y dormimos muy bien.

Roma en 3 días

Como os decía, para ver todo lo que os ofrece Roma, necesitarías toda una vida y, si queréis ver museos y todos monumentos por dentro con 3 días no tenéis ni para empezar pero nosotros, al ir con Adrián y teniendo en cuenta el estrés que nos suponen las ciudades grandes lo hicimos así…bueno…y porque no conseguimos entrada al Coliseo!!

Os detallo cómo organizamos nuestra visita, nosotros lo disfrutamos un montón.

Barrio de Trastévere

Barrio de Trastévere

Primer día: Centro histórico

Nuestra primera toma de contacto con Roma fue la vista del Área Sacra en la Vía Torre Argentina, en estas ruinas se ha fundado el Santuario de los gatos, una organización que se encarga de cuidar a los gatos callejeros que campan a sus anchas entre los restos de los templos.

Después nos acercamos a la Iglesia del Gesú, la primera construida por los jesuitas (1568) y que fue considerada la más bella iglesia en su época. Nada más entrar os asombrará la cantidad de dorado que hay y, sobre todo, mirad al techo donde cuesta ver el juego tridimensional. Tenéis un gran espejo, en el centro, para poder verlo sin romperos el cuello…

Roma en autocaravana. La Fuente de los cuatro ríos

Piazza Navona. Fuente de los cuatro ríos.

La siguiente visita fue a Welcome to Rome, una experiencia audiovisual muy interesante y amena que da una idea general de la historia de Roma y permite entender lo que vais a ver, no sólo de la Roma clásica, también medieval, renacentista…. La verdad es que nos gustó mucho y con niños resulta aún más oportuno. Calculad más o menos 1h para la visita. Las entradas se pueden comprar online pero cuestan 2€ más por cada una. Si vais en temporada baja no hay problema de plazas, nosotros no encontramos cola.(Adulto 14,5€ y niños 12€)

Al salir nos dirigimos a la Piazza Navona para ver la famosa fuente de Bernini de los 4 ríos. Esta plaza ha sido siempre un lugar importante para la ciudad, desde ser un circo romano a ser la plaza del mercado o incluso piscina para aliviar el calor del verano o una plaza llena de terrazas de bares y restaurantes.

Llegados a este punto el hambre apretaba. En esta zona hay multitud de restaurantes, muchos con agradables terrazas.

Carbonara del Saltimboca

Carbonara del Saltimboca

Nuestra recomendación: Saltimboca. Sólo por sus carbonara ya vale la pena, es el mejor plato de pasta que hemos comido…en serio, brutales. Las pizzas son buenísimas también y los camareros son muy amables y algunos hablan español!! No cobran servicio de mesa (algo que suele variar entre 1-2€ por persona) Para que os hagáis una idea de lo que nos gustó… repetimos el tercer día!!!

Al salir del restaurante nos dirigimos al Panteón. Os recomendamos esta visita entre las 15h y las 16.30h, hemos comprobado que es cuando hay menos cola…y se nota!! Hay dos colas para comprar la entrada (5€), a la derecha con tarjeta y a la izquierda en efectivo.
El Panteón es otra de esas visitas imprescindibles, es el edificio antiguo mejor conservado de Roma y posee la cúpula más grande del mundo. Dentro encontraréis la tumba de Rafael y la del Rey Vittorio Emanuelle II. Y, como curiosidad os diré que el óculo de 9 m de diámetro que hay en la cúpula no está tapado pero, cuando llueve, no suele entrar agua porque está diseñado de tal manera que se genera una corriente ascendente que desmaterializa las gotitas. Y, si lloviera de forma tormentosa, en el suelo del Panteón hay varios agujeros que permiten la rápida evacuación del agua. Es increíble que sea del siglo II dC.

Interior del Panteón. Roma en autocaravana.

Interior del Panteón.

Ha llegado la hora del helado. En Roma hay cientos, si no miles, de heladerías y, estoy segura de que no hay ninguna mala, nosotros os pondremos las que probamos nosotros. El primer día lo tomamos en Della Palma, un lugar con 150 sabores diferentes…un estrés!! Sólo en chocolates ya tienen más de 10 distintos… El cono pequeño con dos sabores cuesta 3,50€ …pero no os arrepentiréis! Además tiene un muy buen café y una pastelería riquísima. En google tiene más de 8.500 opiniones!!

En Roma se pueden ver algunos cuadros de Caravaggio así que, una vez repuestas las fuerzas con el dulce, nos dirigimos a la iglesia de San Luigi dei Francesi para ver los tres lienzos que dedicó a la vida de San Mateo y después a la iglesia de Sant’Agostino para ver su famosa Virgen de los Peregrinos.

Comenzamos nuestro vuelta a la Plaza Venezia donde tomaríamos el 718 para volver a casa y aprovechamos el camino para visitar la Piazza di Montecitorio con su obelisco, el Templo de Adriano y la preciosa columna de Marco Aurelio.

Por último pasamos por la Fontana de Trevi para tirar nuestras monedas y regresar a Roma. Llegamos sobre las 18h y os recomendamos esa hora, había gente pero pudimos acercarnos hasta el borde mismo de la fuente.

Segundo día: Roma clásica y Trastévere.

Aunque no tengas la entrada para visitar el Coliseo o los Foros por dentro, porque tu viaje ha sido de última hora o porque encontraste mi blog tarde para comprarla con un mes de antelación, recorrer toda la zona antigua por fuera os llevará toda la mañana y si lleváis una guía aprenderéis un montón de cosas.

Nuestra primera parada fue Il Vittoriano, el famoso monumento dedicado al Rey Vitorio Emanuelle II también llamado la máquina de escribir o la tarta nupcial. Su visita es casi gratuita y permite unas bonitas vistas de la ciudad. Digo “casi” porque si queréis subir a la azotea hay que tomar un ascensor que cuesta 12€.

Il Vittoriano. Roma en autocaravana

Il Vittoriano

Justo detrás se encuentra la Piazza del Campidoglio diseñada por Miguel Ángel y de la que dicen que es una de las plazas más elegantes. En la escalinata de acceso hay dos leones egipcios y dos enormes estatuas romanas (Cástor y Pólux). En el centro de la plaza tenéis a Marco Aurelio a caballo. En la plaza hay 3 edificios: Palacio Nuovo, Conservatori (ambos son los Museos Capitolinos) y Senatorio (hoy ayuntamiento). Por último fijaos en la fuente de la diosa Minerva flanqueada por dos estatuas, Tíber (derecha) y Nilo (izquierda).

Isola Tiberina

Isola Tiberina

Nos dirigimos después al Teatro de Marcello, lo rodeamos y cruzamos el Ponte Fabricio para llegar a la Isola Tiberina (la isla habitada más pequeña del mundo), cruzamos también el Ponte Cestio y regresamos a la zona antigua para ver la famosa Boca de la Veritá (a través de la verja ya que hay mucha cola para hacerse la foto) y pasear por el Circo Massimo tiene unas dimensiones que impresiona. Nos dirigimos, después, por la Vía di San Gregorio al Coliseo y el Foro Imperial.

Coliseo

Coliseo

Entre unas cosas y otras se nos había hecho la hora de comer y es un buen momento para visitarlos por fuera y hacer fotos con menos gente de la habitual.

Para la comida decidimos una pequeña Pizzería en Trastévere, Pizzería Dar Poeta con una preciosa terracita de mesas rojas y manteles de papel a cuadros.

Pizza de Dal Poeta

Pizza de Dal Poeta

De nuevo ha llegado la hora del helado!! En este caso empezamos a callejear por las pequeñas calles de Trastévere y en la Plaza de Santa María de Trastévere nos tomamos el helado más rico de Roma: Il Gelato di Santa María. Riquísimos los sabores y los chicos amabilísimos. Mi elección: chocolate negro y café.

El mejor helado de Roma:

El mejor helado de Roma: Il Gelato di Santa María

Después de ver la iglesia fuimos saliendo lentamente, y con pena, de Trastévere y fuimos hacia nuestra última parada del día: San Pietro in Vincoli donde se pueden ver las cadenas de San Pedro y el Moisés de Miguel Ángel.

Tercer día: Vaticano y Norte de Roma.

Lo primero que quiero deciros es que para entrar en la Basílica de San Pedro suele haber largas colas por lo que recomiendan llegar muy pronto por la mañana.

Si queréis ver al Papa tenéis dos opciones:

  • Audiencia papal: los miércoles de 9h a 11h, tenéis que pedir una entrada con mucha anticipación en vatican.va y recogerla allí el mismo día por la mañana.
  • El Ángelus de los domingos, a las 12h.
Plaza de San Pedro

Plaza de San Pedro

Ni que decir tiene que esos días la Plaza de San Pedro está abarrotada de gente…pero aquí viene nuestro consejo estrella: los miércoles, para la audiencia papal, cierran la plaza al público hasta que ha terminado todo y ha salido la gente que tenía entrada. Una vez ha salido todo el mundo, sobre las 11:15h pemiten la entrada de nuevo a la Plaza. En ese momento, la gente se dirige a los arcos de control para acceder a la Basílica, donde no hay colas…aún. Ese es el mejor momento para no esperar grandes colas.

Visitar la Basílica de San Pedro os llevará tiempo porque es preciosa y tiene mucho que admirar, empezando por la Piedad de Miguel Ángel, nada más entrar a la derecha. Os llamará la atención el enorme baldaquino de Bernini con columnas de bronce…bronce que salió de la cubierta del Panteón. También debéis fijaros en la estatua de San Pedro que tiene un dedo del pie gastado porque los peregrinos lo tocan y, no dejéis de bajar a las grutas vaticanas donde podéis ver las tumbas de algunos papas como Juan Pablo II.

La Piedad. Miguel Ángel

La Piedad. Miguel Ángel

Si además queréis subir a la cúpula o ver los museos vaticanos y la Capilla Sixtina…aún necesitaréis mucho más tiempo.

Para ver la Capilla Sixtina tenéis que comprar la entrada conjunta con los museos vaticanos (22€)…También con antelación. En la plaza hay varias personas que revenden las entradas…en fin…

La segunda parada fue el Castillo de Sant’Angelo, lo vimos por fuera aunque se puede entrar y dicen que desde su azotea se tienen unas vistas preciosas de la ciudad.

En este momento ya sólo podíamos pensar en la pasta del Saltimboca….el estómago decidió por nosotros y no buscamos otra opción. Nos dirigimos callejeando por el centro histórico a nuestro restaurante favorito.

Pasta Pomodorini y basílico de Saltimboca

Pasta Pomodorini y basílico de Saltimboca

Después de comer subimos hacia la famosa Plaza de España, pasando por las calles con las tiendas de marca más caras en las que hay más dependientes que clientes.

Aquí sí es imposible evitar la gente. La fuente de Bernini está rodeada de turistas buscando la mejor foto. Ahora toca subir la escalinata e ir viendo las vistas.

Plaza España

Plaza España

Desde arriba, en vez de bajar, os recomendamos girar a la izquierda y bajar hacia la Piazza del Popolo por esa calle arbolada y con poca gente.

Si tenéis tanta suerte como nosotros podréis admirar el obelisco de la Piazza mientras escucháis a algún músico que os pondrá los pelos de punta y os hará sentir la nostalgia de Roma antes de haberos ido.

Desde allí, con nuestro último helado romano en la mano (Gelateria Mastro Cono), nos dirigimos por la Vía del Corso hacia la Piazza Venezia para coger, por última vez, el 781.

O, quizá no fue la última vez…al fin y al cabo…tiramos la moneda a la Fontana de Trevi, no?

Nuestra recomendación para visitar Roma en autocaravana

Esta pequeña guía que hemos elaborado te sirve tanto si vienes a Roma en autocaravana o si vienes a un hotel o apartamento.

En cualquier caso la mejor recomendación es que disfrutes de cada momento, que sepas desde ya, que gente va a haber…seamos serios…es Roma…muchas de tus sensaciones van a depender de tu actitud. Si eres como nosotros un viajero impedernido vas a disfrutar desde el primer momento…

Visitar Roma en autocaravana

Roma en autocaravana con niños

Espero que os ayude esta guía a que lo paséis lo mejor posible en la Ciudad Eterna.

Nosotros en este viaje, además de visitar Roma en autocaravana, también visitamos otros lugares de Italia. Os dejo los enlaces para que les echéis un ojo.

Guía para visitar La Toscana en autocaravana

Share This